jueves, 26 de julio de 2018

Entrevista a Cristianos a la Izquierda

1.¿Que es el Colectivo Cristianos a la Izquierda?

Es un colectivo creado por laicos que buscan generar la conciencia entre sus iguales sobre la relevancia de la relación entre la Teología de la Liberación y la praxis política. Comprendemos que esta ilumina a aquella y viceversa, sin embargo consideramos que la praxis política debe ser realizada en medio del mundo como un militante o sindicalista cualquiera.

No a través de grupos confesionales o pastorales. A estos les corresponde el rol del apostolado, mientras que las otras organizaciones políticas les corresponde el rol partidista.


2.¿Sois seguidores de la teología de la liberación?

En los últimos años la Teología de la Liberación ha sufrido persecuciones, atropellos y cambios. En otras palabras, es bastante complejo hablar de la T. L. hoy. Es por ese motivo que cualquiera que se guíe por la doctrina social de la iglesia, pero fundamentalmente por lo expuesto en los documentos finales de las conferencias de Medellín y Puebla, podría hacerle sentido nuestro trabajo. Por otro lado podíamos decir que la utilización de la interpretación marxista de la realidad es nuestro sello distintivo.


3.¿Formáis parte de la Iglesia Católica de Chile?

Como es un grupo pensado para laicos chilenos y latinoamericanos, los miembros pertenecen a la Iglesia por su bautizo. Esto en ningún caso quiere decir que dependamos de alguna jerarquía eclesiástica. La iniciativa autónoma de los laicos es el motor de transformación en la iglesia chilena y fomentamos eso.


4.¿Sois la única organiazación obrera cristiana de Chile?

La Iglesia chilena se ganó una gran legitimidad en los años 70 como un actor social. Luego de la dictadura esta buscó ser legítima ante la nueva política de la transición. Esta clase política se desvinculó de la sociedad y terminó por destruir el tejido social creado durante el gobierno de Salvador Allende. Por lo tanto la Iglesia hizo lo mismo abandonando a las comunidades de base, persiguió a profesores, teólogos y sacerdotes cercanos a nuestra postura. Desde entonces ha sido muy difícil organizarse. Convivimos con partidos políticos como la Izquierda Cristiana que se niega a desaparecer y otras organizaciones de laicos que buscan reformar la Iglesia chilena como la agrupación de laicos de Osorno.


5.¿Os consideráis feministas o apoyáis la liberación de la mujer?

Nos parece que una organización puede apoyar la causa feminista solo en medida que busque terminar con el machismo y el patriarcado dentro y fuera de su orgánica. Solo las organizaciones de mujeres pueden ser llamadas feministas en sentido propio. Esto es relevante porque no podemos permitir que algunos se roben el protagonismo de la lucha feminista.


Por nuestra parte comprendemos que la mujer sufre opresiones sistemáticas por parte de una estructura que privilegia lo masculino y precariza en mayor medida a las mujeres. Hoy son ellas las que viven en la pobreza, las que soportan la carga de las deudas estudiantiles y las que asumen los costos de la maternidad forzada.


6.¿En que frente juveniles, sindicales, antifascistas etc etc trabajáis?

La organización está pensada para que todos los miembros participen en sus partidos políticos y otras orgánicas. En este momento ponemos el énfasis en las universidades y los estudiantes que han mostrado tener la mayor capacidad de movilizar a la sociedad.


7.¿Os consideráis una organización comunista o secundáis algunas tesis del marxismo y el análisis materialista?

La lucha por la emancipación de las clases subalternas debe aprender del pasado para hablarle a una Latinoamérica neoliberal con el fin que construyamos un nuevo futuro. Esta muy claro en la interpretación del principio de subsidiariedad que dio el episcopado latinoamericano en el encuentro de Medellín. Aquí considera a la autogestión y la autonomía política de clases subalternas como la realización de este principio.
En ese sentido debemos avanzar hacia una izquierda que no caiga en las vanguardias dirigentes del siglo xx. Avanzar hacia donde la fuerza y destino de la revolución dependan del poder y contrapoder social y popular construido democráticamente.


8.¿Tenéis alguna crítica sobre el Vaticano y la Iglesia Católica?

Principalmente la vinculación y trato que le ha dado a los grupos excluidos como las mujeres y la disidencia sexual. Nos hemos convertido en una Iglesia perseguidora en lugar de estar con los perseguidos.
No podemos hablar de cumplir la Voluntad de Dios en la tierra cuando esta es un paraíso para algunos y un infierno para otros. No podemos hablar de la santificación del trabajo cuando es este mismo la causa del sufrimiento de miles de familias en nuestro país. Cuando el trabajo asalariado se convierte en una forma de dominación que deja a las trabajadoras y trabajadores en condiciones de miseria.
No es posible referirse a la maternidad como una bendición cuando la mujer es la única socialmente obligada al cuidado de los hijos, pero además el sistema la obliga a salir a explotarse en el mundo laboral para poder alimentar a sus hijos. Ser mujer no es una bendición en un matrimonio con un hombre que la considera su propiedad, en donde el miedo y la vergüenza es el principal motivo de fidelidad para ella. Donde su sonrisa, su vestimenta, su comportamiento y sus deseos no son para ella ni para Dios, son para los demás que la observan, que la miran y que la juzgan. No tiene permitido disfrutar del placer ni hacer volar su individualidad, debe primero cumplírle al poder las exigencias de su rol. Cumplir con la vida que le tocó vivir.


No podemos demandarle a todes "amar apasionamente el mundo"cuando son humillados, discriminados, golpeados y asesinados por la orientación y expresión de una sexualidad que no han elegido. Cuando luego de siglos de exclusión son los que hacen llamarse "los normales" los que les piden paciencia, tolerancia y comprensión. Son "los normales" los que les hablan de una vocación supuestamente escogida y socialmente impuesta.
El perdón y la comprensión no pueden ignorar a los trabajadores responsables de los niños que mueren en la marginalidad por ser las sobras en nuestra sociedad. El perdón tampoco puede ignorar a todas las mujeres que decidieron interrumpir su embarazo por una razón traumática y que hoy son golpeadas por una sociedad que las llama asesinas y las intenta encarcelar.


La comprensión no puede ignorar a los padres divorciados y a sus hijos. La comprensión no se ejerce buscando una élite para educarla mientras que se desechan a las familias, padres, niños o estudiantes que no sirven.

Una sociedad movida por el amor no es una sociedad movida por la opresión y el mercado. La voluntad de Dios es una sociedad en donde la santidad sea para todos, todas y todos. Nosotros, los cristianos, somos los responsables de romper con las cadenas estructurales, sociales y espirituales que oprimen a los humildes, los pobres, los excluidos, los ambriéntos, los humillados, los olvidados, los despreciados y a todos los que sobran y son desechados como si fueran basura.


9.¿Que es el pueblo Mapuche y por que están en lucha? ¿Los apoyáis?

El pueblo mapuche es uno de los tantos grupos excluidos en nuestra sociedad que luchan históricamente por su reconocimiento y bienestar material. Fueron violentados por la actitud colonial del Imperio Español y luego marginados por el Estado chileno. Hoy son criminalizados y perseguidos por las policías y servicios de inteligencia nacionales.

manifestación del pueblo mapuche

Merecen todo nuestro apoyo para que logren su emancipación del Chile neoliberal y vuelvan a ser dueños de su destino como lo fueron hace siglos.


10.¿Por que criticáis la visita del Papa Francisco a Chile?

Criticamos la visita principalmente por la organización detrás. Esta fue una manifestación del trato desigual a las parroquias y comunidades en beneficio de movimientos y grupos cercanos a la élite. El objetivo era que no se molestara al Santo Padre con cuestiones sociales y no expresara una opinión con algún contenido político.

Papa Francisco en Chile

Sin embargo, los laicos lograron mostrar el descontento que tenían por el nombramiento del obispo de la ciudad de Osorno que estuvo involucrado en el encubrimiento de los casos de abuso sexual de Karadima. El Papa los escucho y gracias a eso podemos tener una pequeña esperanza.


11.En la Iglesia Católica y otro lugares semejantes como universidades se pueden ver algunas figuras profundamente reaccionarias y opuestos a cualquier idea de izquierdas ¿Que opináis de que en el cristianismo y el clero en general hayan este tipo de personas?

Creo que sería un problema si no estuviesen, ya que una Iglesia muy cercana al tejido social es el reflejo del Chile actual y estas figuras si están presentes. Sin embargo es muy distinto que el mensaje y misión de las instituciones cristianas estén al servicio de las élites y a espaldas de los subalternos. El mensaje social cristiano debe ser fundamentalmente revolucionario y molesto con el poder.
No se puede decir otra cosa mas que incoherencia cuando las universidades católicas construyen clínicas para la clase alta del país o cuando no tienen un compromiso público y democrático con Chile.


12.¿Estáis por una sociedad socialista en Chile o un estado que ponga antes los intereses de los obreros a de las empresas trans-nacionales y burguesía chilena?

Como decía anteriormente, la izquierda latinoamericana debe aprender de sus errores. No podemos esperar que mientras más se fortalezca el estado automáticamente los intereses subalternos se vean favorecidos. Tenemos que evitar cualquier forma de asistencialismo y populismo.
Por otro lado la conquista del poder institucional es necesaria. Es imposible esperar algún cambio si los movimientos sociales no logran articularse en un proyecto político. Hoy la coalición Frente Amplio puede ser un intento de lograr esa articulación, pero todavía está muy lejos de ser una agrupación que supere lo electoral.


13.¿Que opináis de la dictadura de Pinochet y sus crímenes al pueblo chileno?

La dictadura fue el periodo más oscuro que muchos chilenos deben recordar y nadie puede olvidar. Desde ese momento se impulsó el experimento neoliberal en Chile y la política se subordinó a los intereses del mercado.

manifestación en Chile por la memoria de los ejecutados y desparecidos

Sin embargo la izquierda chilena no puede vivir culpando de todas nuestras precariedades a la dictadura. Luego de ella empieza un periodo llamado “transición a la democracia” que nadie sabe cuándo terminará realmente. Aquí varios partidos de la UP como el Partido Socialista decidieron abandonar la tesis revolucionaria y pactaron con los empresarios la seguridad de sus intereses para darle, lo que ellos llamaron, gobernabilidad al país.
La democracia volverá cuando recuperemos nuestros derechos como la educación pública feminista, la vivienda y la seguridad social. Hoy seguimos lejos con gobiernos como el de Michelle Bachelet que nos prometen educación pública y en sus reformas fortalecen el mercado en la educación.


14.¿Hubieron seguidores de la teología de la liberación o en general personas creyentes perseguidas por el gobierno pinochista?

En los 70 Chile era un país muy católico. La dictadura persiguió a cualquier intento de resistencia y obviamente muchos cristianos de izquierda fueron mártires y detenidos desaparecidos. Aquí vale destacar la organización de la Iglesia de la época bajo la administración del Cardenal Raúl Silva Henríquez en la creación de la vicaria de la solidaridad.

Andre Jarlan, cura obrero asesinado por pinochistas

Este fue un organismo heredero del comité Pro Paz el cual fue  creado por iglesias cristianas, católicos y judíos para proteger a los perseguidos por el régimen.


15.¿Que opináis de la organización llamada Cristianos por el Socialismo que estuvo activo en el Chile de Allende?

Esa organización es la inspiración de Cristianos a la Izquierda. Solamente que CPS tenía un sesgo clerical muy marcado. Nace de la organización de un gran grupo de sacerdotes chilenos y los laicos se suman a la iniciativa.


Si queremos actualizar las formas al siglo XXI y ser más comentes con el Concilio Vaticano II, debemos poner mucho más énfasis en la organización autónoma de los laicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario