viernes, 9 de diciembre de 2016

Entrevista sobre la RFSY (Yugoslavia Socialista)

Esta entrevista se la e realizado a un camarada anónimo por lo tanto no dire su nombre y espero que os gusta la entrevista
1. ¿De dónde nace Yugoslavia?
Yugoslavia es un país que oficialmente se crea en diciembre 1918, como “Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos”, tras la unión entre el Reino de Serbia, que era independiente desde el siglo XIX, y el “Estado de Eslovenos, Croatas y Serbios”, este último, un Estado de reciente creación en tierras sud-eslavas del Imperio Austrohúngaro tras la derrota de este en la I Guerra Mundial. Cabe decir que un tercer Estado, el reino de Montenegro, que evolucionó del vasallaje al Imperio Otomano hasta la completa independencia en el periodo de los siglos XVI-XIX, votó su unificación con Serbia en el mismo 1918.
Sin embargo, la idea de la unidad sudeslava viene de antes. Ya durante la I Guerra Mundial, en 1916, en la isla griega de Corfú, donde estaban exiliados el Gobierno y el Ejército serbio, el primer ministro de Serbia Nikola Pašić firmó con dos políticos croatas del Comité Yugoslavo, Ante Trumbić y Frano Supilo, un acuerdo de principio para la formación de Yugoslavia. Antes, en los últimos años del Imperio Austrohúngaro, en Croacia funcionaba una Coalición Serbo-Croata, formada tanto por nacionalistas serbios como por nacionalistas croatas, sobre una base yugoslavista común. Y antes ya hubo también varios lingüistas de diferentes nacionalidades, como Ljudevit Gaj o Vuk Karadžić, que ya en el siglo XIX trabajaron para un estándar común del idioma, o clérigos como el croata Josip Strossmayer, o políticos como el serbio Ilija Garašanin hicieron diferentes trabajos sobre la unidad sudeslava. Este último fue quien avanzó la idea de Serbia como la “Piamonte de Yugoslavia”; la que debía de procurar la unidad serbia para la unidad yugoslava.
 El famoso Gavrilo Princip, quien mató al archiduque y su organización Joven Bosnia (donde por cierto, militaba el novelista Ivo Andrić, quien eran de esta tendencia: yugoslavistas que veían en Serbia como la vanguardia de Yugoslavia (además de un socialismo de carácter romántico).
 
Gavrilo Princip
El Estado oficialmente no se llamaría Yugoslavia hasta 1929, en unas circunstancias un poco polémicas: una vez que el Rey Aleksandar I decide suspender la Constitución y reorganizar las divisiones administrativas del Estado, tras el asesinato del líder nacionalista campesino croata Stjepan Radić. Pero sin embargo, no nos debemos dejarnos de llevar por este “formalismo”, la idea de Yugoslavia tenía un gran recorrido, como he explicado en los párrafos anteriores, no fue un producto de los acontecimientos de 1929, y tampoco fue un Estado inventado exnovo en 1918.

2. ¿Cuál fue el papel de Yugoslavia en la segunda guerra mundial?
Bueno, Yugoslavia era uno de los países que más sufrió la II Guerra Mundial, tanto en vidas humanas como en lo material, así como vistas al futuro, ya que exacerbó los odios entre diferentes etnias, y esas heridas tardaron en curarse (sobre todo en zonas que hubo mucha virulencia), y acabaron por rebrotar.
Para poner en consideración, Yugoslavia perdió el 11% de la población en la II Guerra Mundial. Casi dos millones de personas perdieron la vida. La mayor parte de su red ferroviaria fue destruida. Tras la URSS y Polonia fue el país europeo que más pérdidas materiales sufrió en la guerra (datos de György Simon).

3. ¿Qué era la organización Ustacha?
Ustasha (palabra que quiere decir “insurgente”), es una organización fascista creada en 1929, liderado por Ante Pavelić, cuyo objetivo era la creación de la Gran Croacia, y que gobernó el llamado Estado Independiente de Croacia (NDH) una vez que los alemanes crearon este Estado títere en 1941. 

Ustacha

La organización Ustasha fue creada en 1929, a raíz de la radicalización general que hubo en la sociedad croata tras el asesinato del líder del Partido Campesino Croata Stjepan Radić, algo muy sensible para el pueblo croata, porque Radić era el mayor portavoz en contra del centralismo serbio y era un político muy popular en los cículos opositores (incluso los comunistas intentaron sublevarse tras la muerte de Radić). Los ustashas pretendían desbordar en cuanto a la radicalidad al Partido Campesino, pero sería un error presentarlos sólo como “la escisión radical” o “de los elementos radicalizados” de dicho partido, ya que ideológicamente se distanciaban de lo que el Partido Campesino proponía. De hecho el ustashismo proviene de otro partido, el Partido del Derecho Croata, antiserbio y derechista (Pavelić, antes de fundar la organización ustasha, fue diputado del Partido del Derecho).
Su primer manifiesto data de 1930, donde se recogen sus principales características. Entre esas características estaban la consecución de un Estado totalitario bajo un “Poglavnik” (título análogo al de “Führer” o “Caudillo” bajo el que gobernó Pavelić entre 1941 y 1945), economía capitalista corporativista al estilo fascista y la pureza racial del pueblo croata. En esto último, cabe decir que los ustashas decían que los croatas no eran un pueblo eslavo, sino germánico, una tontería de proporciones bíblicas, pero que refleja el sentimiento de superioridad con el que trataban a los eslavos y su proximidad con las teorías de superioridad racial.
Los ustasha pronto recibieron apoyo de potencias revisionistas, insatisfechas con el orden europeo post-I Guerra Mundial, como Italia e Hungría, que quería ganar territorios a costa de Yugoslavia. Ambos países les dieron campos de entrenamiento, sobre todo en el caso de Italia, su líder Pavelić estuvo exiliado allí durante varios años. Por otra parte, hay que decir que los ustashas pactaron en 1932 cooperar con la organización nacionalista macedono-búlgara VMRO (Organización Revolucionaria del Interior de Macedonia) contra Yugoslavia. La acción conjunta más sonada fue en 1934, cuando mataron en Marsella al rey yugoslavo Aleksandar Karadjordjević.
Debemos remarcar que los ustasha eran fascistas desde su creación. Hay una interpretación revisionista que intenta verlos como “patriotas extremos croatas” que luchaban sobre todo por la independencia de Croacia y que se hicieron fascistas o adoptaron el fascismo con el sentido de la oportunidad por aliarse con el III Reich, vencedor en 1941 y enemigo de Yugoslavia. No, la organización era fascista de principios y desde el principio.

4. ¿Qué crímenes cometió Ustacha en Yugoslavia cuando esta gobernó?
Los crímenes de los ustashas se resumen en una palabra: genocidio.
Las estimaciones más conservadoras dicen que murieron 500.000 personas bajo el Gobierno ustasha (el Estado Independiente Croata, establecido en 1941, ocupaba Croacia y Bosnia, salvo algunas ciudades otorgadas a Italia en Dalmacia), sobre todo serbios, aunque también judíos y gitanos, así como enemigos políticos. Pero sobre todo, serbios, quienes fueron las principales víctimas. Hubo campos de exterminio, como el de Jasenovac, e incluso campos de concentración para niños, como Jastrebarško o Sisak. En Jasenovac echaban los cadáveres al río, por ejemplo. 
 
El genocidio fue algo defendido por las más altas instancias del régimen ustasha, por ejemplo el ministro de cultura Mile Budak dijo cosas como “de un millón de serbios que vive en Croacia, debemos de deportar a un tercio, convertir al catolicismo y croatizar a otro tercio, y matar a otro tercio”. El clero católico apoyó dichas matanzas, algunos sacerdotes hicieron declaraciones legitimando el asesinato incluso de niños, y participaron en conversiones forzadas de la población ortodoxa serbia de Croacia. 
 
Debe decirse que el número total y el alcance exacto de los crímenes ustashas no es exactamente conocido hoy en día. Y esto se debe a los errores de la Yugoslavia Socialista. Durante esta época se tuvo cierto temor a que investigar y dilucidar culpas pudo hacer que rebrotasen ciertas ampollas. Se tenía miedo a que rebrotasen las tensiones étnica, que al final rebrotaron más por no recordar que por recordar.

5. ¿Qué pueblos componían Yugoslavia?
Esta es una pregunta complicada, ya que en las erróneas respuestas o errónea concepción de esta pregunta se basan algunas causas de la guerra, así como las equivocadas interpretaciones posteriores sobre la guerra.
En Yugoslavia había una multitud de pueblos, y lo primero que hay que tener en cuenta es que la Yugoslavia Socialista aplicó una solución radicalmente diferente a la del Reino de Yugoslavia: opto por el federalismo (que tras la Constitución de 1974 se convirtió en confederalismo de facto), en oposición al centralismo de la Yugoslavia monárquica. El lema de la Yugoslavia Socialista era “Bratstvo i Jedinstvo”, esto es “Hermandad y Unidad”. Eso sí había diferentes categorías: “naciones”, y “nacionalidades”. “Naciones” eran al principio cinco: serbios, croatas, eslovenos, macedonios y montenegrino, a los que luego se sumarían los Musulmanes (con M mayúscula para distinguir de la religión), actualmente se usa más “bosniacos”.
Nacionalidades”, con diferencia a las “naciones” eran aquellos pueblos que ya tenían una madre patria aparte de Yugoslavia, por ejemplo, albaneses, húngaros, alemanes e italianos (con la guerra de Kosovo, ciertas interpretaciones antiserbios/antiyugoslavas inciden en que “Yugoslavia no reconocía el carácter de nación a los albanokosovares”; bien, la razón se encuentra en esto que he explicado, no en una política de discriminación). Algunas minorías lograron la autonomía dentro de Serbia, como los húngaros (Vojvodina) o los albaneses (Kosovo-Metohija). También eran “nacionalidades” pueblos transterritoriales como judíos o gitanos, o grupos menores como los gorani (una etnia eslavomusulmana que se sitúa en las montañas del sur de Kosovo, en la frontera con Macedonia).
Volviendo a las “naciones”; hemos explicado que el rasco principal de esa categorización es que se consideraba así a los pueblos que tenían su madre patria en Yugoslavia, o en una de las repúblicas constituyentes de la misma (ya que estos pueblos no estaban extendidos en toda Yugoslavia). Sin embargo esto no nos debe hacer pensar que las repúblicas eran sólo de la “Nación titular”; existía otro concepto llamado “Pueblo constituyente”. Por ejemplo, los serbios de Croacia eran considerados como “pueblo constituyente” en Croacia junto con los croatas; y en Bosnia, los croatas y los serbios de Bosnia también lo eran, junto con los musulmanes. Sin embargo a diferencia de las minorías en la República Socialista de Serbia, estos “Pueblos constituyentes” no consiguieron una autonomía política, adujando que ya disponía de su propia república.
Otra polémica que hubo fue el criterio de definir “naciones”. Por ejemplo, la primera Yugoslavia, la monárquica, partió de una concepción totalmente serbocéntrica, y la Yugoslavia Socialista quiso corregir eso. Pero al intentar hacer “equilibrio” se fue al otro extremo y se decía que lo que hizo fue “debilitar Serbia para fortalecer Yugoslavia”, algo que causó resentimiento entre los serbios. Algunos ejemplos de esta política, fueron por ejemplo considerar a los montenegrinos como una nación y República aparte de la serbia, cuando hasta entonces se consideraban los más serbios entre los serbios. O por ejemplo, que Bosnia, que a pesar del genocidio ustasha en 1945 tenía una mayoría serbia se ­constituyese como República aparte, y después como nacionalidad Musulmana en 1963. O que albaneses o húngaros tuviesen autonomía dentro de Serbia (una autonomía aumentada con la Constitución de 1974, que les daba posibilidad de vetar leyes serbias, pero la República Socialista de Serbia no podía vetar leyes de esas autonomías). Por otra parte los serbios de Croacia o de Bosnia, considerados “Pueblos constituyentes”, jurídicamente no tuvieron esa autonomía.­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­
De iure, la consideración de ser “Pueblos constituyentes” traía que ni Croacia ni Bosnia pudiesen cambiar su estatus constitucional sin el visto bueno de los serbios de esas repúblicas, ero en la práctica no se dio así (Croacia cambió su Constitución en 1990 para dejar de considerar a los serbios como “Pueblo constituyente” de Croacia). En el fondo estamos en el debate de si el sujeto de autodeterminación eran las Repúblicas o las naciones (como decía la Constitución de 1974), pero las fuerzas antiyugoslavas impusieron a las Repúblicas como sujeto autodeterminante, Repúblicas cuyas fronteras las definió la Yugoslavia titoísta, y no dejaron a los pueblos proyugoslavos (serbios, por ejemplo), la posibilidad de debate de redefinición de fronteras. Este enfoque fue bendecido en la Conferencia de Londres en 1991, con el Plan Carrington, que decía que las Repúblicas tenían derecho de separarse de Yugoslavia, pero dentro de una República no podían darse procesos disgregadores. Un enfoque contrario a la posición serbia.

6. Durante la segunda guerra mundial en los Balcanes se organizaron guerrilleros antifascistas ¿Quiénes eran estos guerrilleros?
Estos guerrilleros eran conocidos como “Partisanos”; eran una guerrilla liderada por el Partido Comunista Yugoslavo. Su aparición la hicieron en junio de 1941, dos meses después dela invasión de Hitler a Yugoslavia. La denominación oficial de los partisanos durante la Guerra de Liberación Nacional fue la de “Ejército de Liberación Nacional” (NOV).
partisanos yugoslavos

Los partisanos eran una guerrilla muy numerosa. Baste con decir que en 1941 tenían 55.000 guerrilleros, en 1942 más de 200.000 miembros, en 1944 tenían 600.000 miembros, y en 1945 alrededor de un millón (datos de Vjekoslav Perica). 
 
Los partisanos operaron con gran capacidad militar, baste decir que los alemanes hicieron hasta siete grandes operaciones para coparlos y no lo consiguieron. Lograron grandes victorias militares en los ríos Sutjeska y Neretva. Hay una opinión por parte de la historia revisionista actual que dice que los partisanos no pudieron triunfar ellos solos. No es correcto: si bien es cierto que tuvieron apoyo soviético desde el 1941, las tropas de la URSS no actuaron en terreno yugoslavo hasta 1944, y para entonces, los partisanos yugoslavos eran con mucho la mayor fuerza de resistencia en Yugoslavia, capaz de establecer zonas liberadas, y ya habían logrado importantes victorias militares. Si bien no es del todo cierto el mito titista de “nos liberamos nosotros solos sin ayuda”, que se creó durante el conflicto URSS-Yugoslavia, no sería justo decir que los partisanos fueron incapaces de resistir con sus fuerzas, ya que lograron victorias militares y políticas antes de la intervención soviética.

7. Entre los guerrilleros más destacados se encuentra uno en particular Josip Broz Tito ¿Quién era este señor?
Josip Broz Tito, era un comunista, de origen croata nacido en Kumrovec (Croacia), que desde muy joven comenzó en el activismo sindical mientras trabajaba de herrero o de metalúrgico. En la Primera Guerra Mundial fue movilizado por el Ejército Austrohúngaro y mandado a Rusia, donde fue hecho preso por las tropas rusas. Esto le dio la posibilidad de conocer la Revolución Bolchevique. 
 
Josp Broz Tito y Moša Pijade
Cuando en la década de los 20 volvió a Yugoslavia, ya lo hizo con un alto nivel de entrenamiento. Fue hecho preso varias veces, y ya en la década de los 30 volvió a exiliarse en la URSS. Durante este tiempo, desgraciadamente, los líderes del PCY demostraron estar más preocupados por participar en las luchas fraccionales en la URSS y en el interior del Partido en lugar de crear un fuerte movimiento comunista en el interior de Yugoslavia. Esto hizo que anteriores dirigentes comunistas fuesen encarcelados en la URSS, y que Tito subiese al secretariado general a mediados de los 30. Sin embargo, esa dinámica fue perjudicial a la larga para el Partido, ya que esto hizo que para 1941, la mayoría de sus dirigentes hubiesen sido elegidos por cooptación, no por votación.

De Tito se dijo que había luchado en la guerra civil española, aunque esto él mismo lo negó varias veces (en total unos 1.500 yugoslavos pelearon en las Brigadas Internacionales). Era un líder carismático, de clase obrera y de origen campesino, por tanto, era un líder natural para los comunistas yugoslavos.

8. ¿Qué otros guerrilleros destacaron en Yugoslavia?
La única organización con cierto peso aparte de los partisanos, fueron los chetniks. Los chetniks luchaban por el Gobierno Yugoslavo en el Exilio (en Londres) y por el restablecimiento de la Yugoslavia monárquica de antes de la guerra. Su líder fue Dragoljub “Draža” Mihailović, un coronel del Ejército Yugoslavo, ascendido a general durante la guerra y nombrado ministro de Guerra del Gobierno en el Exilio.
Hay que tener en cuenta, que algo antes de la invasión alemana de Yugoslavia, en marzo de 1941, hubo una rebelión nacionalista en Belgrado, liderado por el general Dušan Simović, contra la firma del anterior gobierno del “Pacto del Eje”. El Gobierno de Simović fue apoyado por nacionalistas serbios y tenía una línea pro-aliada, y los chetniks se consideraban seguidores de este Gobierno. Por eso recibieron ayuda de los aliados británicos y estadounidenses. Sus dirigentes, como en el caso de Mihailović, eran antiguos oficiales del Real Ejército Yugoslavo que no capitularon ante los alemanes en 1941, y se juntaron en la montaña de Ravna Gora (Serbia), para levantar de nuevo el Ejército (su nombre oficial, Real Ejército Yugoslavo en el Interior de la Patria, mostraba claramente este continuismo).
Pero también hay que decir que esta milicia era formada caso en exclusiva por serbios, y eran también bastante ambiguos respecto a sus objetivos últimos:: Yugoslavia o Gran Serbia (Un problema del proyecto mismo de la Yugoslavia monárquica, como hemos visto). Algunos de sus comandantes locales albergaban sentimientos de prejuicio hacia las etnias no-serbias, y realizaron también varias matanzas (aunque no ningún genocidio, a diferencia de los ustashas). Y también hay que decir que ante el ascenso de los partisanos que se colocaron como principal resistencia yugoslava, algunos comandantes chetniks colaboraron temporalmente con el ocupante.
9. ¿Cómo se organizaban los partisanos ?
Los partisanos estaban organizados en toda Yugoslavia. Era una guerrilla muy disciplinada, que hacían tanto trabajo militar como político en las zonas liberadas. Aun así, hay que hacer ver que no era una guerrilla “foquista” como se dice actualmente, que piense en la superioridad de clase de los guerrilleros sobre las zonas urbanas, sino que era más producto de una necesidad, como resultado de una guerra de ocupación.  
Los partisanos establecieron zonas liberadas durante la guerra en Yugoslavia. Una zona de esas fue la República de Užice, establecida en 1941, que duró un par de meses antes del ataque alemán (pero que propagandísticamente fue muy importante, porque hizo que se considerase a los partisanos como fuerza principal de la resistencia por delante de los chetniks, ya que eran capaces de establecer zonas liberadas). Otra “república partisana” fue establecida entre 1942 y 1943 en tierras sobre todo de la actual Bosnia, en torno a las ciudades de Drvar y Bihać. En una ciudad liberada de estas, en Jajce, en 1943, se firmó el 29 de Noviembre de 1943 el acta que definió cómo iba a ser la Yugoslavia futura: un país basado en la independencia común y en el federalismo pluriétnico, bajo un régimen popular. Fue en el II Congreso del AVNOJ (Consejo Antifascista de Liberación Nacional de Yugoslavia).
Estas Asambleas Antifascistas, creadas a partir de 1943, fueron una gran fuente de legitimidad para los partisanos, ya que funcionaban a la vez como órgano ejecutivo de las zonas liberadas, como embrión del nuevo poder, así como una alianza frentista que aliaba a la causa sectores no-comunistas pero progresistas. El AVNOJ tuvo su réplica en cada territorio, por ejemplo OF en Eslovenia (Frente de Liberación); ZAVNOH en Croacia (Consejo Territorial Antifascista para la Liberación Nacional de Croacia), ZAVNOBiH en Bosnia-Herzegovina (Consejo Territorial Antifascista para la Liberación Nacional de Bosnia y Herzegovina), ASNOS en Serbia (Asamblea Antifascista para la Liberación Nacional de Serbia) y ASNOM en Macedonia (Alianza Antifascista para la Liberación Nacional de Macedonia).
Hay que decir que los partisanos desde un principio movilizaron a un gran número de combatientes femeninas, la posibilidad de incorporación a las tareas militares fue un vehículo de liberación de los roles tradicionales de género para la mujer yugoslava/balcánica. Eso hay que hacerlo notar, porque ahora tendencias anticomunistas nos hacen creer que esto de las mujeres guerrilleras lo han inventado los kurdos, cuando el marxismo-leninismo ya lo había realizado desde hace mucho. Se calculan que había 100.000 mujeres en el Ejército Partisano de Liberación Nacional (datos de Barbara Jancar). Unas 2.000 mujeres fueron ascendidas al cargo de oficial. La mujeres partisanas tuvieron un ratio de muerte del 25%, mientras que sus compañeros varones tuvieron del 11%, con lo cual esto demuestra que no eran precisamente combatientes de retaguardia, ni doctoras, sino combatientes de primera fila. 
partisanas
10. ¿Cuáles fueron los inicios del PCY (Partido Comunista de Yugoslavia)?
El Partido Comunista Yugoslavo fue fundado en 1919. Desde sus principios fue un partido muy fuerte, en las primeras elecciones al Parlamento Yugoslavo fue la tercera fuerza. En las primeras elecciones municipales conquistaron las alcaldías de Belgrado, Zagreb y Skopje entre otros, algo que preocupó a las autoridades yugoslavas de entonces, que acometieron la ilegalización del partido.
La manera de responder de este partido fue mediante la lucha armada, hubo incluso una organización llamada “Justicia Roja”, que mató al ministro de Interior Drašković, e incluso intentaron matar al rey yugoslavo Aleksandar.
La composición del Partido era multiétnica, era el único partido con una membresía importante en todas las etnias; mientras que los demás partidos (Partido Radical Popular, Partido Democrático, Partido Campesino Croata…) eran prácticamente partidos de una sólo etnia. A pesar de ello, era un partido opuesto al Estado yugoslavo, que lo veían como granserbio, artificial e impuesto por las potencias vencedoras de la I Guerra Mundial, la motejaban como “Yugoslavia de Versalles”. Curiosamente, el único partido “yugoslavo” por composición fue un partido opuesto al Estado, el partido se opuso a la Constitución de 1921 y optó por la lucha insurrecciona; mediante la ya comentada Justicia Roja, o mediante intentos de insurrección en Croacia en 1929. Esta situación de ilegalidad y de exilio de sus principales dirigentes llevó al Partido a una situación de debilidad, que se acentuó debido a las luchas fraccionales que antes he explicado.
Por otra parte, hay que decir que el Partido Comunista, durante los 20 y a los principios de los 30, pedía prácticamente la destrucción de la “Yugoslavia de Versalles” y la independencia de las diversas naciones, por ejemplo colaboró muy estrechamente con el Partido Campesino Croata (cuyo líder Stjepan Radić estuvo en Moscú) en incluso con la VMRO macedonia. Esta línea se moderó a mediados de los 30, con el VII Congreso de la Internacional Comunista, y la táctica del Frente Popular, que abrió la posibilidad a colaborar con fuerzas moderadas yugoslavas, como los socialistas, o los agraristas serbios; y le llevó a interpretar la “liberación nacional” en términos de federalismo dentro de Yugoslavia.
También hay que tener en cuenta, que en los años 30 la elección de Josip Broz Tito, trajo el fin de la lucha fraccional, como he dicho y renovó el partido. 
 
11. ¿En qué zonas de Yugoslavia operaba esta guerrilla?
La guerrilla partisana estaba presente en toda Yugoslavia, tanto en el campo como en las ciudades, así como en todas las Repúblicas.
Pero hay que hacer notar que a pesar del carácter ideológicamente multinacional y panyugoslavo de los partisanos (en oposición a otras ideologías que representaban una etnia en concreto), hasta por lo menos 1943 se componía en su gran mayoría de serbios(a pesar de que el líder, Tito fuese croata), no sólo en Serbia, sino también en Bosnia y Croacia (que los serbios fuesen perseguidos por el genocidio nazi y ustasha tuvo que ver). Pero a partir de 1943, la coyuntura cambió, y más guerrilleros de otras etnias se incorporaron.

Por ejemplo, hay que tener en cuenta que los partisanos aunaban el objetivo de liberación nacional de cada pueblo con el objetivo de liberación plurinacional (y socialista) de Yugoslavia. En el caso de Croacia se dio un caso interesante: ya hemos comentado que los ustashas a cambio de la “Independencia” de una Gran Croacia sometida al Eje, cedieron territorios de Dalmacia a Italia. En esos territorios cedidos, los partisanos se posicionaron como “auténtica fuerza nacional del pueblo croata”, confrontado con el falso “patriotismo” vendepatrias de los ustashas.

12. Esta guerrilla estaba claro que era comunista ¿Que querían para la clase obrera balcánica?
Esta guerrilla quiso establecer el socialismo, obviamente, pero hay que tener en cuenta que fue el mayor movimiento de resistencia de Yugoslavia, por encima de los “oficialistas” chetniks; por tanto debemos de convenir que su apoyo excedió al que tenía el Partido Comunista durante el periodo de paz. En mi opinión esto se debe a varias razones: por una lado la mayor disciplina y centralización del movimiento, porque mantuvieron una táctica de combate activo contrastando con la táctica de “protección”, esto es, de resistencia pasiva de los chetniks; por otro lado u programa de reformas agrarias y democráticas que avanzaron ya durante la guerra, y finalmente porque fueron una fuerza que era atractiva para todas las etnias de Yugoslavia, no sólo para los serbios, como sucedió en el caso de los chetniks. Además, que muchos dirigentes partisanos ya tenían experiencia militar de la Guerra Civil Española (antes hemos comentado que hubo 1.500 brigadistas), que les dio más consistencia.
Cabe reseñar que varios generales partisanos que además fueron veteranos brigadistas fundaron con posterioridad el club Partizan del Belgrado.

13. ¿Recibieron algún tipo de ayuda de fuera?
Sí, la recibieron. Contrariamente al mito popular de Yugoslavia como “Nación que se liberó sin ninguna ayuda”, el Ejército Soviético hizo una fuerte incursión en 1944, que liberó Serbia hasta Belgrado misma.
Además, la misma Gran Guerra Patriótica del Pueblo Soviético fue una gran ayuda para los yugoslavos, ya que esa guerra mundial desviaba y dispersaba las tropas alemanas.
Por otra parte, los partisanos recibieron armas y pertrechos de los soviéticos desde el principio de la guerra, e incluso, a partir de 1943 y 1944 de los aliados occidentales, que en un principio se aliaron con los chetniks, por la razón de que la táctica pasiva y de espera de los chetniks, no era conveniente ni efectiva para los intereses de los aliados. En 1944 Tito firmó un acuerdo con el primer ministro del Gobierno en el exilio, Ivan Subašić (Tratado de Viš, nombre de la isla croata en la que se firmó el tratado), por la cual el Gobierno en el exilio se comprometió a reconocer a los partisanos como fuerza yugoslava legítima, y los partisanos se comprometían a un referéndum sobre República o Monarquía tras la victoria militar. Este acuerdo legitimó todavía más a los partisanos como “fuerza de resistencia” ante la opinión pública occidental.

14. Además de Tito ¿Que otros guerrilleros comunistas destacaron en la liberación y fundación de la RFSY (República Federal y Socialista de Yugoslavia)?
Entre los guerrilleros que destacaros tenemos a Andrija Hebrang, que organizó el incipiente Estado socialista en las zonas liberadas de Croacia, Sava Kovačević, que murió en la batalla del Sutjeska, Mosa Pijade, el famoso Milovan Djilas, que después se pasó la liberalismo y al anticomunismo, Edvard Kardelj que fue el teórico de la “autogestión”, Arso Jovanović, Svetozar Vukmanović “Tempo”, Aleksandar Ranković “Leka”, los hermanos Pero y Vlado Dapčević, Kosta Nadj, Ivan Gošnjak, etcétera. Uno que fue bastante famoso fue Vladimir Dedijer, historiador y embajador ante la ONU.
bandera del gobierno partisano comunista de Albania

 
Andrija Hebrang

15. ¿Por qué Albania no se federó con el resto de los Balcanes en la RSFY e hizo su propio país socialista?
Esta pregunta e algo bastante complicado, ya que atañe tanto a los debates internos del PCY como del PTA, como a la historia de ambos partidos. Y además, fue una de las razones que llevo a la separación de Yugoslavia con el Bloque Socialista.
Algunos sectores del Partido yugoslavo que pretendían incorporar a Albania como séptima República a la Federación Yugoslavia. Pensaban que esa era la mejor manera de resolver el problema de las poblaciones cruzadas (eslavos de Albania y albaneses en Yugoslavia, sobre todo Kosovo). Por otro lado hay que pensar también que el Partido albanés fue al principio fundado por gente del Partido yugoslavo, prácticamente como sección de este último. Dos serbios, Miladin Popović y Dušan Mugoša estuvieron entre sus fundadores, y Svetozar Vukmanović, uno de los hombres de confianza de Tito, tuvo una gran influencia en el Partido albanés durante la Guerra de Liberación de Albania, así como la ayuda de los partisanos yugoslavos hacia los albaneses fue muy grande. Algunos comunistas albaneses, como Koçi Xoxe, vieron con buenos ojos esa unión con Yugoslavia (Xoxe acabó siendo ejecutado por los comunistas albaneses).
cartel del partisano en la Albania Socialista

Pero hay que apuntar también en el debe de los comunistas yugoslavos cierto “paternalismo”, como si los albaneses debiesen de aceptar la unión sí o sí; por ejemplo el Partido yugoslavo vio con malos ojos la ayuda directa de la URSS a Albania en 1947, sin pasar por Yugoslavia, y esa reacción creó un resentimiento en los albaneses (en un momento se llegó a hacer coincidir el ancho del ferrocarril yugoslavo y albanés, eso significa que la unión ya estaba avanzada).
Estos malentendidos o hegemonismos tienen su origen en una cierta interpretación de la política del Komintern establecida en los años 30. El Komintern abogaba por la “federación balcánica” como superadora de la división de los pueblos, y como paso hacia el socialismo. Tras la II Guerra Mundial, Yugoslavia interpretó que ya que ellos eran “el país que se liberó a sí mismo”, y como ya eran una federación, eran el embrión de la federación balcánica, y que los demás países debían de sumarse a esa federación, algo que fue muy mal acogido en Albania, pero también en Bulgaria (tanto por Hoxha como por Dimitrov). Y eso creó algunas fricciones entre los partisanos griegos que estaban en su propia guerra civil, entre los partisanos eslavos griegos, a los que desde Yugoslavia se les insinuó una unión de los territorios con población eslava del Norte de Grecia con Macedonia.
Esta fue una de las razones (no la única) que llevó a una crítica de la URSS a Yugoslavia y un factor que trajo la escalada de acusaciones entre el PCUS y el PCY que finalizó en ruptura. Contrariamente a la creencia extendida, la ruptura entre ambos no se debió al “socialismo autogestionario” yugoslavo, ya que esta política se adoptó después de la ruptura con la URSS; no antes.

16. ¿Hubieron otras organizaciones políticas antifascistas además del PCY en la lucharon contra Ustacha y las injusticias del fascismo en los Balcanes? En Albania destacó con gran importancia el PTA (Partido del Trabajo Albania) PPSH.
Sí los hubo, sobre todo fueron comunistas: el PPSh albanés (PTA), el KKE griego y el KPB búlgaro. Por otra parte, en algunos países la derecha organizó sus propias fuerzas de resistencia (antifascistas, pero también anticomunistas), es el caso de los chetniks serbios ya nombrados o el EDES en Grecia.

17. ¿Cuáles fueron los logros de la RFSY cuando esta se proclamó?
Los logros de la Yugoslavia Socialista (nota: la denominación “RSFY” se adoptó en 1963, hasta entonces se llamaba “República Popular Federativa de Yugoslavia”, aunque uso “Yugoslavia Socialista” para referirme a todo el periodo) fueron palmarios. Durante la posguerra era el país que económicamente más creció junto a Japón. El crecimiento anual de la Yugoslavia Socialista era de un 6,1%.
propaganda de la Yugoslavia Socialista

La Yugoslavia Socialista consiguió transformar un país agrario en uno industrial, tarea de no poca importancia teniendo en cuenta que la mayoría de la infraestructura quedó totalmente destruida. La Yugoslavia Socialista supo convertir un país atrasado en una avanzado. Realmente hubo empresas punteras en Yugoslavia, como el complejo minero de Trepča, en Kosovo, que era el más grande de Europa, la fábrica de automóviles Yugo, los astilleros Uljavik, el poderío puerto de Rijeka, Metalka en Slovenska Bistrica (Eslovenia), la fábrica de Smederevo (Serbia), la fábrica de Topola, la fuerte industria petroquímica…


Por otra parte, al Yugoslavia Socialista consiguió una cosa bastante simbólica, pero no por ello de menos importancia en la vida sociológica de sus ciudadanos: los liberó de su destino, esto es, los dio libertad de movimientos. Por primera vez, el grueso de yugoslavos (no sólo las clases adineradas) pudo moverse físicamente, trasladarse a otras zonas, mandar a sus hijos a estudiar a la ciudad, en incluso veranear.
¡Hasta la revista “Forbes” dijo que Yugoslavia era un éxito económico!

18. Tres en una camarada ¿Nos podrías decir cómo era la sanidad, educación y pensiones en la RFSY? ¿Se podían garantizar todas estas cosas? ¿El papel de la mujer era relevante en la RFSY?
Como Estado socialista se garantizaban los servicios públicos. Sobre la educación basta con decir que durante la Yugoslavia monárquica sólo hubo tres universidades, en Belgrado, Ljublana y Zagreb, en la Yugoslavia Socialista se acabaron haciendo otros 15. También hay que decir que la Yugoslavia Socialista prácticamente eliminó el analfabetismo (se mantenían algunas bolsas de analfabetismo en Kosovo, pero ahí la tasa de alfabetización superaba el 80%), mientras que en la anterior Yugoslavia había zonas con un analfabetismo cercano al 90%, por ejemplo, en Macedonia, y una media de 51%. La población que había recibido una educación básica en la Yugoslavia monárquica era del 45%, mientras que después de la Yugoslavia Socialista, en 1991, sólo 660.000 yugoslavos de unos 25 millones no habían recibido ese tipo de educación. En 1950 sólo 41.000 yugoslavos había recibido educación superior, en los 80 superaban los 600.000. La educación se puso al alcance del pueblo. Yugoslavia Socialista era un país de gran cultura, que dio a literatos como Ivo Andrić (que ganó el Premio Nobel en 1961), Danilo Kiš, Mesa Selimović… Incluso en las décadas de los 70 y 80 surgió una fuerte escena de rock y punk, con grupos emblemáticos como Bijelo Dugme, Riblja Čorba, Ekaterina Velika, Smak, Zabranjeno Pušenje, Radnička Kontrola…

Sobre la sanidad baste decir que la esperanza de vida era de 72 años, mientras que en la Yugoslavia monárquica, en la parte más desarrollada, que era Eslovenia, era de 50 años. La mortalidad infantil en 1985 estaba prácticamente erradicada. Hay que hacer notar que el sistema de sanidad yugoslavo no era totalmente público, ya que las cooperativas o “unidades de trabajo” o incluso “comunidades de interés”, lo que hoy en día podemos llamar “cooperativas de consumo” podían financiar diferentes hospitales (aunque en la práctica la financiación de los hospitales venía de instituciones públicas, sólo una pequeña parte se financiaba mediante estas “comunidades autogestionadas”). El sistema obligaba que todos los municipios tuviesen atención sanitaria básica. La excepción era Croacia, donde sí estaban permitidos los doctores totalmente privados. La expansión de la sanidad en Yugoslavia hizo que de 1939 a 1975 se triplicase en número de camas de hospital. Sin embargo, el efecto de las reformas privatizadoras de los 80 también acabaron por notarse en el sistema sanitario.
Las pensiones de jubilación Yugoslavia empezaban a los 65 años, esa era la fecha de jubiliación. La pensión total era con 30 años de trabajo cotizados.
Sobre el papel de la mujer, este se valorizó entre otras cosas, por la contribución de la mujer en la Guerra de Liberación. Aparte de eso, hay que tener en cuenta que la RSFY realizó políticas activas en pos de la liberación de la mujer. Sabrina Ramet, en un libro sobre políticas de género en los Balcanes habla de los logros acometidos en este terreno por “la revolución socialista yugoslava” aunque reconocía que “la emancipación completa no se había conseguido”. Una de las críticas que se hacían a la política de género de la RSFY era que no había conseguido eliminar la barrera entre las “profesiones masculinas y femeninas”; esto es, que pese a que muchas mujeres pudieron adquirir éxito laboral, era muy difícil que lo hiciesen en profesiones que fuesen consideradas “masculinas” o fuera del rol tradicional de género, como por ejemplo, ingenieros industriales. Para finalizar este aspecto, debo decir que hubo importantes líderes en Yugoslavia, tal fue el caso de la primera ministra Milka Planinc 81982-1986), la secretaria general del Partido Comunista serbio Latinka Perović o la secretaria general del Partido Comunista croata y primera ministra de Croacia Savka Dabčević-Kučar. 
 
19. ¿Existía libertad religiosa en la RFSY?
Totalmente. No diremos que la religión era algo bien visto por el Partido Comunista gobernante, pero no hubo ninguna persecución punitiva (como mucho algún arresto de algún clérigo colaboracionista, como el cardenal de Zagreb Alojzije Stepinac). 
 
20. ¿Hubieron marxistas leninistas perseguidos por Tito durante su mandato?
Sí, los hubo, en el llamado “Tiempo del Informbiro” (Bureau de Información, se referían así al Kominform, sucesora del Komintern, que expulsó al PCY). Unos 200.000 comunistas fueron encarcelados, sobre todo en la isla de Goli Otok en Eslovenia. Algunos de ellos fueron torturados como Sreten Zujović, miembro del Comité central del PCY o fusilados como Arso Jovanović, que fue el comandante del Ejército Partisano, y del Ejército Yugoslavo.
 Sreten Zujović

Además las persecuciones hacia comunistas pro-Moscú o pro-Kominform no se limitaban a esto: hubo casos de gente arrestada por escuchar Radio Moscú o Radio Praga. 
 
21. Además de la persecución de algunos comunistas en Yugoslavia ¿Qué otras cosas negativas podríamos señalar del gobierno "titoísta"?
Bueno, hubo bastante que reseñar aquí, ya que a pesar de sus logros la Yugoslavia Socialista tuvo sus errores graves, y no sirve de nada ocultarlos. Los posibles errores en el problema nacional ya los hemos reseñado en una pregunta anterior, y se notaron tras morir Tito y la generación que hizo la guerra, el Estado quedó con una Constitución, la de 1974, que la nueva generación de dirigentes no supo manejar. Pero tuvo también errores en el problema de la construcción del socialismo.
Uno de los errores es que supo cerrar la brecha de la desigualdad entre sus territorios. Es cierto que Yugoslavia tenía un desequilibrio entre las naciones que venían del Imperio Austrohúngaro, que económicamente estaban más desarrolladas (Eslovenia y Croacia), y los que venían del Imperio Otomano (el resto). La Yugoslavia monárquica no resolvió ese problema y tampoco lo hizo la Yugoslavia Socialista, y esto fue unos de los acicates para su desaparición, ya que en los 80, Eslovenia y Croacia pugnaron por mayores reformas liberales, ya que entendían que les convenían.
Entre diferencias de clases sociales y la renta percibida, Yugoslavia era el país que mayores diferencias anotaba entre rentas altas y bajas. También era el país con más paro entre los países socialista, un 7,5%, que podía llegar al 20% estacional. El “socialismo autogestionario”, que daba un gran poder a la empresa cooperativa por encima del Estado (esto es, priorizaba la empresa de control obrero por parte de los trabajadores de la misma, al Estado de toda la clase obrera).
Otro problema que se enraizaba en la política misma del “socialismo autogestionario”, era la excesiva automatización de empresas cooperativas y unidades económicas, que trajo que el mercado “autogestionario” tuviese un excesivo papel como intermediario. Además, dentro de la relación entre trabajadores y la empresa, la autonomización de las cooperativas trajo un cierto encasillamiento de la “burocracia directora” de las empresas (se critica mucho la burocracia estatal soviética como revisionismo, pero la burocracia cooperativista yugoslava también se estratificó bastante). Este problema se agudizó con las reformas de la década de los 60 y 70, que decrecía aún más el papel del control estatal y permitía que las cooperativas o “unidades de trabajo asociado” se quedasen directamente con la m ayor parte de los beneficios. Además la subcontratación estaba permitida en Yugoslavia (hasta 5 obreros), lo cual, unido a la falta de control estatal hacía que se creasen sociedades privadas mediante pantallas.
Estos dos últimos problemas eran parcialmente solventados mediante la política de puertas abiertas a la emigración. Los trabajadores emigrados mandaban sus remesas a Yugoslavia, cosa que incentivaba el consumo, compensaba la balanza de pagos y además proveía de divisas a Yugoslavia. Pero obviamente, “solucionar” un problema de esa manera es bastante sintomático de los problemas propios.
Otro gran problema fue el de la deuda, que vino contraída por los créditos solicitados a las potencias occidentales, que a la larga condicionaron la política yugoslava. Estos créditos “blandos”, hicieron que el país se endeudase (sobre todo porque se mantuvo un alto nivel de consumo, más que en los otros países socialistas, un nivel un tanto artificial), algo que fue un caballo de Troya en los finales de los 80, cuando el FMI y el Banco Mundial presionaron a Yugoslavia para introducir reformas privatizadoras, y la promoción de economistas afines (por ejemplo, el último ministro de economía Vukotić). Además la deuda y cierta “mercantilización” de las relaciones económicas internas trajeron otro problema: la inflación, con su consiguiente impacto en el valor real de los salarios. La década privatizadora de los 80 fue la peor de todas en Yugoslavia, ya que
En el panorama internacional, algunos errores de Yugoslavia, fueron por ejemplo, su política de “Nadar entre dos aguas” (en la siguiente pregunta hablaré del aspecto positivo de ésta), que a veces lo llevó a tener posiciones contemporizadoras con el imperialismo, por ejemplo durante la guerra de Corea.

22. ¿Y las positivas? He oído que apoyo a ciertas luchas progresistas.
Entre los logros históricos de la Yugoslavia Socialista están el haber forjado durante bastante tiempo la unidad de los pueblos balcánicos y el mantenimiento de su independencia política, y dentro de lo que cabe, económica (hoy en día los países sucesores, multiplican la deuda de Yugoslavia). Hoy en día existe un gran consenso entre la población de la exYugoslavia sobre que el periodo de la Yugoslavia Socialista era el periodo en el que alcanzaron mayores cuotas de bienestar social, así como la mayor amplitud en valores humanos y culturales. No nos extenderemos más, ya que en las otras preguntas ya hemos hablado de esto.
También hay que decir que en la época de Tito, Yugoslavia era un país respetadísimo en el mundo. No diremos que su política internacional fue impecable, ya que era un país que anduvo entre dos aguas, pero trajo algunas consecuencias a la larga positivas, como el establecimiento del Movimiento de No Alineados, que hoy en día existe, y la ayuda a las luchas anticoloniales. Yugoslavia era un país respetado geopolíticamente, y sus ciudadanos solían decir que durante la Guerra Fría el pasaporte yugoslavo era el que permitía viajar a más países.
Por otra parte cabe decir que pese a los errores de Tito (aquí no voy a glosar a Tito como el mayor constructor del socialismo, ni a Yugoslavia como la mejor experiencia socialista, que no lo fueron), es cierto que nadie ha mejorado su experiencia, por tanto no tienen sentido esas valoraciones tan negativa que a menudo se hacen (Yugoslavia cayó al mismo tiempo que los demás Estados Socialistas de Europa, Albania incluida, por tanto, los errores no eran en exclusiva yugoslavos, como muchas veces se dice, simplificando el problema en exceso). 
 
23. ¿Existía libertad política en Yugoslavia? ¿Podías militar en otro partido político que no fuese el PCY o era un gobierno unipartidista?
El sistema de Yugoslavia era unipartidista, existía el Partido Comunista (llamado Liga de los Comunistas a partir de 1953). También existía la Alianza Socialista del Pueblo Trabajador de Yugoslavia, que era la organización frentista de masas.
bandera de la Liga Comunista Yugoslava

Así mismo existían organizaciones juveniles, culturales, deportivas establecidas por el Estado, pero partido, sólo hubo uno.

24. Muchos partidos comunistas criticaban al PCY y a Tito. Destacan el PCCh , PCUS y PTA ¿Hay actualmente en los Balcanes un partido comunista (marxista leninista) que reivindique Yugoslavia? Personalmente yo señalaría al NPCY (Nuevo Partido Comunista de Yugoslavia)
Actualmente hay varios partidos en Yugoslavia, de todas las tendencias, ese que has mencionado y varios más, de todas las tendencias (tanto titoístas, así como quienes critican la deriva posterior de Tito, sin negar sus logros positivos, como la construcción de Yugoslavia). Lamentablemente, Yugoslavia no escapa a la tendencia de disgregación del movimiento comunista que se da en toda Europa.
NPCY (Nuevo Partido Comunita de Yugoslavia)

Personalmente, en el país que más conozco, Serbia, se da un problema en la izquierda, que es que gran parte de la izquierda, por oposición al nacionalismo, se ha acercado al liberalismo “pro-europeo”, con la esperanza de que esto fuese el antídoto frente a dicho “nacionalismo”. Se da un “yugoslavismo hipster” o “bohemio”, de clase media “Progresista”; que añora la multiculturalidad, y la “Libertad artístico-cultural” de aquellos tiempos, pero que tiene su esperanza actual en la UE. Es una tendencia bastante nociva, ya que se basa en una identidad común de las clases medias “creativas” urbanas, en conexión con las clases medias urbanas de otros países, pero que da la espalda a las clases humildes, y además por su pro-europeísmo puede ser una punta de lanza del cosmopolitismo “antinacionalista”, que es la ideología del colonialismo económico de la UE. Por otro lado, otra parte de la izquierda serbia apoyó el gobierno semisocialista de Milošević, que pees a ser víctima de una revolución neoliberal “de colores”, lo cierto es que acabó siendo bastante impopular.
Con lo cual, actualmente en Serbia tenemos una gran parte de la población que valora positivamente la Yugoslavia titoísta, pero que no encuentra canales políticos que vehiculen y coordinen ese sentimiento políticamente. Eso hace que algunos partidos de derecha nacionalista adopten programas anti-neoliberales y que ocupen el espacio natural de la izquierda, como ocurre con la organización Dveri (que por cierto, hace poco firmó un protocolo de acción común con el partido de izquierda croata “Bloqueo Humano”).
Últimamente algunas figuras del mundo cultural serbio intentan realizar un nuevo discurso para la izquierda, que aúne la lucha de clases, el sentimiento anti-sistema, y la lucha contra el colonialismo económico europeo, que asuma el patriotismo serbio sin complejos de liberales. Podemos citar, por ejemplo, al cineasta Boris Malagurski y al grupo de música Beogradski Sindikat.
LCY pidiendo la absolución de militantes de PCPE y CJC 2011


25. ¿Cuáles fueron las causas de la caída de Yugoslavia y como están actualmente los países balcánicos? He oído que existen muchísimas mafias que aterran a la población civil.
Bueno, este tema da para otro debate entero, y no podemos condensarlo totalmente en una única respuesta aquí.
Las causas para la desaparición de Yugoslavia fueron desde la presión exterior hasta causas exteriores, estos últimos se cristalizaron en movimientos que por un lado pedían reformas económicas hacia el capitalismo, y por otro lado las “reformas nacionales”, entre Repúblicas que pedían más autonomía, otras que querían “rectificar injusticias” (como Serbia, que quería restringir las autonomías de Kosovo y Vojvodina, así como una redefinición de fronteras interiores) y demás. Por otro lado, el sistema socialista no supo llevar a cabo una ofensiva ideológica que pudiese apuntalar la legitimación del sistema, y se convirtió en un muñeco del pim-pam-pum entre 1989 y 1990. La situación se asemejó a una tormenta perfecta.
Cabe decir que al principio muy poca gente quería la desaparición de Yugoslavia como tal (y es algo de lo que se están lamentando ahora mismo) sino “Modificar al gusto de cada uno” (algo parecido de lo que ocurrió en el caso caucásico en la URSS; a diferencia del báltico: allí los nacionalismos sí que fueron a por la ruptura directa). La desaparición de Yugoslavia fue más una causa sobrevenida que algo buscado en algunos sitios, por ejemplo en Bosnia-Herzegovina, cuyas élites nacionalistas (musulmanas) se pusieron a la independencia de Croacia y Eslovenia en 1991: porque eso les dejaría en la alternativa de una Yugoslavia reducida con mayor peso serbio (Bosnia declaró la independencia en abril de 1992, casi un año después de Croacia y Eslovenia).
Sarajevo 1992 concentración contra la disolución de Yugoslavia

También hay que tener en cuenta que las reformas económicas del Ministro de Economía Veselin Vukotić a finales de los 80, que privatizaron infinidad de empresas, dispararon la deuda y dejaron en la calle a muchos trabajadores. Eso hizo que el sistema en sí perdiese credibilidad y que mucha gente dejase de sentirse identificada con el mismo (y así se identificaron con los nacionalismos en ascenso). Además, los países occidentales estaban interesados en la desaparición de la Yugoslavia Socialista, por ejemplo, EE.UU., que en los 80 aprobó directivas que tenían por objetivo dirigir a Yugoslavia hacia una economía de mercado. La más grave fue la directiva de 1990, que antes las elecciones de las Repúblicas (no a nivel de toda Yugoslavia) aprobó que se apoyase solamente a las Repúblicas que votasen anticomunista. Peor fue la postura de Alemania, que apoyaba directamente a la derecha croata y eslovena. Prácticamente, para finales de 1990 las instituciones federales no tenían dinero, y las Repúblicas comenzaron a ir por su cuenta, antes de las primeras independencias formales (junio de 1991), el Estado yugoslavo no existía (y a eso sumamos que las tensiones étnicas, sobre todo en Croacia fuesen en aumento). No fueron luchas de liberación nacional, como se vende mediáticamente, sino que primero desapareció Yugoslavia, y como consecuencia de ello se dieron las independencias.
Obreros con banderas de la República Socialista de Bosnia Herzegovina

Actualmente, las Repúblicas sucesoras, incluso los miembros de la UE Eslovenia y Croacia, no han resuelto ni un problema heredado de Yugoslavia: se han disparado la deuda y el paro, la economía está más colonizada que nunca y ha descendido el nivel de vida en todas las Repúblicas. Eso hace que gran parte de la población post-yugoslava se arrepienta de la disolución de este Estado, aunque por desgracia, políticamente, no hay alternativas que propongan el socialismo, y en mi opinión, la otra cara de la moneda es que a pesar de ser un sentimiento bastante compartido, se ve como imposible, además de que las guerras dejaron bastantes rencillas entre diferentes pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario