martes, 28 de febrero de 2017

Entrevista a Aarón Garcia Peña

Aarón Garcia Peña , poeta republicano , una entrevista acerca del republicanismo en España y su historia.

1.¿Que fue lo que hizo enamorarte de la poesía?
Me enamoré de la poesía porque, leyéndola, fue como descubrí que el ser humano podía llegar a ser inteligente. Desde entonces la escribo, no fuera a hacerme falta aparentar inteligencia.
Aarón Garcia Peña
 2.¿Que es para ti ser republicano?
No hay diferentes maneras de entender el republicanismo ilustrado, al menos no el modelo republicano que hemos conocido en España. O se es republicano o no se es.

Ser republicano es defender que las jefaturas del Estado y el Ejército no sean concebidas, una y otra vez, en la misma cama de matrimonio; y que cualquier descendiente de cualquier español pueda, siendo elegido en urnas, arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones, asumir la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, sancionar y promulgar las leyes, convocar y disolver las Cortes Generales, convocar elecciones, convocar a referéndum, promover al candidato a presidente del Gobierno, nombrar y separar a los miembros de dicho Gobierno, expedir los decretos del Consejo de Ministros, conferir los empleos civiles y militares, conceder honores y distinciones, ser informado permanentemente de los asuntos del Estado e influir directamente sobre éstos, presidir las sesiones del Consejo de Ministros cuando lo estime oportuno, ejercer el derecho de gracia o de indultos selectivos, ostentar el alto pratronazgo de las Academias Nacionales, acreditar ante sí a los embajadores y altos representantes diplomáticos, firmar los tratados internacionales en nombre de España, declarar la guerra en nombre de España o hacer la paz en nombre de ésta.
Bandera de la Segunda República Española
En España tenemos privatizadas todas estas funciones y esto es a lo que llamamos "monarquía parlamentaria". Es decir: para todas estas atribuciones, la voluntad de los españoles no es vinculante. El Estado Español no es un Estado público. El Estado español es un Estado privado que tiene nacionalizada su Jefatura del Gobierno.
En definitiva, ser republicano hoy en España es defender la democratización de toda la estructura del Estado; o dicho de otro modo: su nacionalización para que todos los españoles volvamos a ser sus propietarios en plena igualdad entre nosotros. Creer en republicanismo ilustrado con sistema de gobierno semipresidencial es:
*Soberanía y la igualdad real ante la ley de todos los ciudadanos.
*Exigencia de que los gobiernos se interesen por los ciudadanos a los que afecta dicha ley.
*Incorporación del “interés general” y comunicación adecuada para que éste sea comprensible.
*Periodicidad en los cargos.
*Publicidad de actos de gobierno: no es posible el secreto de Estado de naturaleza no militar.
*Separación y control recíproco de poderes que ponen y deponen: soberanía y facultad para el ejercicio del poder mediante la representación, con derecho a voto, de toda la estructura del Estado.
*Práctica del respeto con las ideas opuestas.
*El Jefe del Estado y el Jefe del Gobierno no son la misma persona.
*Estado laico con libertad de culto.
3.La derecha dice que los republicanos sólo buscamos venganza con la llegada de la III República Española ¿Qué te parece esta acusación?
El golpe de Estado de 1939 continúa vigente, porque pasaron a manos privadas las jefaturas del Estado y el Ejército y ambas continúan privatizadas habiendo sido heredadas directamente de los golpistas en un ejercicio de traición a la soberanía popular, de traición a la patria. No existe venganza en el intento de devolver a sus propietarios lo que les fue robado por las armas, simplemente justicia y, por ende, democracia.
4.¿Realizas debate políticos en algún canal en concreto?
Semanalmente en la cadena Intereconomía, en su programa televisivo El gato al Agua que dirige Gonzalo Bans, y en sus mañanas radiofónicas con el falangista Eduardo García Serrano. Creo profundamente en el debate ideológico entre posturas radicalmente enfrentadas, para tratar de convencernos los unos a los otros. Creo, como no podría ser de otro modo en un defensor del modelo republicano, en el ejercicio democrático. Si tenemos la razón, habrá que demostrarlo donde más falta haga y habrá que convencer a los que más lo necesiten.
5.¿Que objetivos crees que tiene el movimiento republicano español actualmente?
El primer objetivo de un republicano español de hoy en día, es explicar que la república, el republicanismo, no se limita a no tener un rey. No tener un rey sería, simplemente, una de las consecuencias del modelo republicano.
Inmediatamente habría que explicarle a los que se dicen republicanos, que República —res publica— significa "la cosa de lo público". ¿Cómo se puede, sin vergüenza o sin ella, sin decoro evidente, defender lo público, defender abierta y profundamente lo público y decir, al mismo tiempo, que la república "no toca"? ¿Cómo que no toca? ¿Cómo se puede defender la existencia de unos servicios públicos, de un Estado público, y estar al mismo tiempo pasivo con su actual privatización de su más alta representatividad, la cuál, como acabo de explicar en esta entrevista, no es meramente simbólica? ¿Cómo se puede llegar a creer que existen en un país las representaciones simbólicas cuando éstas ostentan, al mismo tiempo, la atribución del Mando Supremo de las Fuerzas Armadas?
Debemos dejar de hablar de corrupciones en la Casa Real —por muchas que haya— y decirle a la ciudadanía que la monarquía es la corrupción sistémica de España, la real privatización de su soberanía.
6.¿Que opinas de la rebelión de Jaca y de los capitanes Galán y García Hernández? ¡Se les sigue haciendo homenajes a estos dos capitanes!
Miguel Ángel García Hernández y Fermín Galán: los dos militares mártires que propiciaron, con su insubordinación en Jaca, la llegada de la segunda república al propiciar las reacciones populares en contra de sus fusilamientos y despertando así el sentimiento antimonárquico entre la población. ¡Qué voy a decir!, dos mártires de la democracia.

Monumento de homenaje a Fermín Galán  y  Garcia Hernandez

Conozco un poco mejor la trayectoria del capitán Galán que la de Hernández, pero soy consciente de que los españoles debemos a ambos el estallido de progreso institucional, cultura y unidad de España que supuso la II República Española.


7.¿Qué opinas de la memoria histórica?
La historia se forma por el estudio de los documentos escritos, sonoros y visuales; Sin la memoria de lo que reflejan estos documentos, simplemente no tendríamos historia. En España, durante medio siglo, nos impidieron recordar y, a cambio, nos hicieron memorizar lo que nunca había sucedido.
La realidad es bien sencilla: unos dieron un golpe de Estado a un Estado democrático, otros defendieron dicho Estado democrático dejándose la vida en ello. Los Unos siguen gobernando. Los Otros quieren devolvernos a todos los españoles la democracia. ¿Acaso esto no se entiende todavía? Y entre tanto, Rodríguez Zapatero quitó de noche la estatua de Francisco Franco en un ejercicio soporífero de cobardía, y creó la Ley de Memoria Histórica delegando su aplicación a la voluntad de las Comunidades Autónomas y no al gobierno Central, por lo que creó una ley que no tuvo la valentía de aplicar. Y entre tanto los descendientes políticos del sustrato filosófico franquista (Partido Popular), continúan gobernando, controlando el Poder Judicial, poseyendo la Jefatura del Estado, el Mando Supremos de las Fuerzas Armadas y el control absoluto del cuerpo diplomático. Y entre tanto sigue habiendo un cuarto de millón de cuerpos fusilados en las cunetas y fosas comunes de España, de quienes defendieron el orden democrático constitucional. Y entre tanto la Iglesia, un país totalitario, teocrático y que tiene la exclusión de las mujeres de sus instituciones orgánicas como principio fundamental, continúa con sus privilegios en España: derecho de notaría para apropiarse de las tierras “indocumentadas” y derecho ejecutivo sobre la educación en España. Y entre tanto la izquierda abandona el principio de igualdad, apoya a los terratenientes nacionalistas y deja de ser izquierda sin saberlo. En fin, toda una suma de calamidades que nadan en contra de la palabra “democracia”. Y así seguirá siendo mientras nuestro país continúe denominándose Reino de España.
8.¿Cual crees que ha sido el papel de la mujer en la lucha por la República y la justicia social?
Sin la mujer protagonizando aquella parte de nuestra historia, España aún daría ahora más lástima. Las pocas mujeres que tuvieron la fortuna de criarse en una familia que les permitía pensar o fueron educadas para ello, aún tuvieron el coraje, la inmensa valentía, de no pensar sólo a escondidas, en privado, sino hacerlo en público; y aún fueron más valientes cuando no se limitaron a la mera conquista femenina de este espacio público, sino que lo aprovecharon para mejorar nuestra vida, la de todos, la de quienes aún no habíamos nacido. En España hemos tenido seres humanos muy inteligentes y casi todos calamitosamente olvidados: los hombres nos hemos bastado para olvidarnos de nuestros grandes hombres y ni siquiera hemos permitido que hubiese mujeres que se olvidaran de sí mismas. En España nos cuesta asimilar la inteligencia de los hombres y nos cuesta asimilar a las mujeres. Pero lo que nuestra historia ha demostrado, es que resulta casi imposible asimilar la inteligencia en las mujeres. Si no fuese por ellas, por aquellas de antes y las valientes de ahora, aún daríamos más lástima.

Angelita miliciana republicana ya fallecida

El papel de la mujer en la república española fue absoluto e imprescindible. No sólo por la actividad política y cultural de las reseñadas Dolores Ibárruri, Clara Campoamor, María Zambrano, Victoria Kent, Marina Ginestà, Rosario Sánchez “La dinamitera”, Lina Odena, Francisca Bohigas, Concepción Arenal, Margarita Nelken, Lucía Sánchez Saornil, Federica Montseny, Zenobia Camprubí, Julia Álvarez Resano, Veneranda García-Blanco, Carmen de Burgos, Matilde de la Torre, Margarita Xirgu, María Teresa León, María Lejarraga, María de Maeztu, Simone Weil, María Josefa Colomer, Matilde Landa… sino, por supuesto, por todas y cada una de las mujeres anónimas que combatieron, defendieron la democracia y ejercieron su libertad por encima de todas las dificultades de aquella sociedad netamente patrialcal.

9.Sobre historia ¿Quien era Niceto Alcalá  Zamora?
Ministro de la Guerra siendo monarca Alfonso XIII y presidente de la II República Española (1931-1936), a quien sorprendió la guerra civil española estando de viaje por Noruega, quedándose en el exilio hasta su muerte en Buenos Aires y repatriados sus restos al Cementerio de la Almudena de Madrid. No soy historiador, por lo que sólo haré un aporte de mis impresiones acerca de él: la III República Española precisará de demócratas de derechas y católicos como él.
Niceto Alcalá Zamora

10.¿Has escrito algún libro y sobre qué?
  • Con dos aes. Antología de primeras voluntades (poesía, 2016)
  • Enciclopedia Poética de España:. Volumen 28: Los vertederos de la fama (poesía, 2013)
  • Enciclopedia Poética de España. Volumen 8: Barcelona en el universo más cercano al nuestro (poesía, 2011; premio “Ojo Crítico” de Radio Nacional de España).
  • Dios y sus cómplices (poesía, 2009).
  • Cuidado, mancha (poesía, 2007).
  • Machado: vida y flamenco, (teatro, 2007).
  • Cima expresiva de la palabra, (ensayo, 2006).
  • Tratado sobre la exégesis bíblica, (ensayo, 2005).
11.He visto que as asistido a debates con el gato al agua , teniendo en cuenta la de personajes que van allí ¿Que impresión te da estar ante el peligro?
Decía León Felipe que el poeta es el gran responsable. Yo soy responsable con mi país y, sobre todo, con mis principios; y además soy poeta. Imagínate.
12.¿Como crees que debería solventar una III República Española la cuestión de los nacionalismos?
No creo en el derecho de las regiones, las ciudades, los barrios o las comunidades de vecinos. Creo sólo en el derecho de sus ciudadanos. Los nacionalistas atentan contra la igualdad en la soberanía, pues anteponen la supuesta voluntad de los territorios a la real voluntad de la ciudadanía; y éste es un principio monárquico, pues los territorios españoles proceden de organizaciones monárquicas y señoríos feudales que también respondían ante un rey. En una república no hay derechos territoriales sino derechos de ciudadanía.


La soberanía territorial de la totalidad de los españoles es para mí una posición incuestionable. Estoy convencido de que la solución a un problema de asimetría y desapego de los españoles como el que vive España, sólo tendría solución con una modificación profunda resumida de este modo:
1. Nacionalización de las jefaturas del Estado y el Ejército
2. Modificación de la Ley Electoral: mismo valor de cada voto.
3. Derogación de los acuerdos con el Vaticano.
4. Cooficialidad institucional absoluta de las distintas lenguas.
5. Iniciación escolar obligatoria en todas las lenguas del Estado, para evitar el extrañamiento cultural generacional y permitir así la cohesión social.
6. Derogación de los Tratados Internacionales que anteponen el pago de la deuda a los derechos fundamentales de los individuos.
7. Creación conjunta de una nueva simbología nacional que refleje nuestra realidad pluricultural y los principios republicanos de libertad, igualdad, solidaridad y unidad .
8. Ilegalización de la financiación privada de los partidos políticos y los sindicatos.
9. Ilegalización de los partidos políticos con funcionamiento interno no democrático.
10. Ilegalización de los secretos de Estado de naturaleza no militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario