miércoles, 12 de abril de 2017

Entrevista a Adolfo Ferrera Martínez sobre Venezuela y la Revolución Bolivariana

Entrevista sobre Venezuela , la oposición "moderada", cuestiones económicas , intenciones imperialistas...


1. ¿Cuáles son los orígenes del gobierno bolivariano de Venezuela?
Es muy interesante comenzar la entrevista respondiendo a esta pregunta, debido a la gran manipulación informativa que existe en contra del gobierno revolucionario de Venezuela desde su llegada al poder.
Si preguntamos a cualquier ciudadano español (y europeo en general) cómo llegó Hugo Chávez al poder, la mayoría responderían que a través de un “golpe de Estado”. Sin embargo Chávez llegó a presidencia a través de las urnas en diciembre de 1998, siguiendo los cauces electorales establecidos por el bipartidismo neoliberal que gobernaba hasta entonces. Es cierto que Chávez y otros compañeros militares suyos, pertenecientes al Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, intentaron un golpe de Estado en 1992 en un contexto de represión estatal criminal contra un pueblo que literalmente pasaba hambre (recordemos los eventos conocidos como El Caracazo, cuando "los pobres bajaron de los cerros", donde hubo 3.000 muertos). El golpe fracasó, Chávez y otros compañeros fueron a la cárcel, pero esta insurrección sirvió a Chávez para darse a conocer en todo el país y ganarse las simpatías de las víctimas del régimen bipartidista-neoliberal de entonces.
comandante Hugo Chavez

Unos meses más tarde, después de que el gobierno de Carlos Andrés Pérez cayera por sus encádalos de corrupción, Chávez fue puesto en libertad y a partir de entonces comienza la metamorfosis de ese movimiento militar de insurrección hacia un movimiento “cívico-militar” más amplio y con aspiraciones políticas puramente electoralistas. Es importante resaltar este carácter "cívico-militar" de este movimiento revolucionario, donde el pueblo trabajador y los excluidos se sentían representados por estos militares progresistas y les apoyaban. En 1997 se crea el Movimiento 5ª República y, en resumen, en diciembre de 1998 Chávez gana las elecciones con más de un 56% de los votos.
Es decir, desde que Chávez encabeza la intentona golpista hasta que finalmente gana sus primeras elecciones presidenciales pasan nada menos que 6 años, donde fue recabando apoyos de movimientos sociales, partidos de izquierdas y del propio pueblo trabajador venezolano, al que Chávez conocía y entendía como nadie. Pero estos datos no son del interés de los medios corporativos que siempre le presentaron como un “golpista” o un “caudillo”.  

2. ¿Ha tenido logros Venezuela tras la llegada de Chávez al poder?

Sin duda, desde todos los puntos de vista. Los datos hablan por sí solos. Antes de la llegada de la revolución bolivariana en Venezuela había 5 millones de personas que pasaban hambre o estaban mal alimentadas; en los últimos años la FAO (organismo dependiente de la ONU) elogió los grandes avances de Venezuela en materia de alimentación y reconoció que "el hambre en Venezuela ya no suponía ningún problema". Lo mismo podemos decir en materia de Salud, donde se han construido más de 9.000 centros de atención primaria o se ha triplicado el número de médicos. O en materia de Educación, donde la tasa de escolaridad infantil es casi absoluta y donde más de 2.600.000 universitarios convierten a Venezuela en el 5º país del mundo con mayor tasa universitaria, y además gratuita. Desde la llegada de Chávez al poder más de dos millones de ancianos que no habían cotizado a pesar de trabajar toda su vida, han logrado recibir una pensión digna y salir de la exclusión en la que se encontraban. Las amas de casa, por ejemplo, tienen derecho a una pensión o prestación en Venezuela. La creación del empleo o la subida del salario mínimo también fueron notables, así como la mejora de los derechos laborales, la construcción de vivienda pública... Podríamos alargarnos mucho señalando todos y cada uno de los logros de la revolución en materia de derechos sociales. Esto lo reconocen los organismos internacionales y los propios enemigos de la revolución.

médicos venezolanos


Pero hay otros avances que son intangibles, más difíciles de medir, pero igual de importantes. Me refiero, por ejemplo, a la incorporación de los excluidos y las clases populares a la vida política, económica, social y cultural del país. Desde el primer día Chávez animó a éstos sectores a organizarse en sus barrios y pueblos para gestionar sus propios recursos, dando lugar a la creación de las llamadas Comunas y a los Consejos Comunales. Los gobiernos de Chávez así como el de Maduro actualmente cuentan con un fuerte respaldo popular bien organizado, lo que explica el por qué del fracaso de los diversos intentos de desestabilización y caos provocados por la oposición golpista.

También es importante señalar el papel integrador y emancipador que ha tenido Venezuela en la región, impulsando la creación de instituciones y organismos independientes de la hegemonía estadounidense (CELAC, Mercosur, Unasur, ALBA, Petrocaribe...). Por desgracia esta unidad y soberanía regional están ahora en peligro, sobretodo tras la caída de  los gobiernos progresistas de Brasil y Argentina.

3. ¿Por qué no se ha llegado a eliminar completamente la pobreza en Venezuela?
Esa es una buena pregunta que podemos trasladar a cualquiera de los gobiernos de los países que forman la OCDE, los 35 países más ricos y desarrollados del mundo. En Estados Unidos hay más de 50 millones de pobres. En Europa más de 122 millones de personas se encuentran en "riesgo de pobreza y exclusión social". En Venezuela se redujo la pobreza extrema desde el 24% que había a finales de los 90 hasta un 7% que había en 2014. Lo que quiero decir con esto, es que la pobreza o la desigualdad no son problemas exclusivos de Venezuela (que en realidad está cumpliendo con los objetivos de Desarrollo del Milenio marcados por la ONU en el año 2.000) sino que todos los países la sufren de un modo u otro. Esto más bien son problemas inherentes al sistema capitalista.
Venezuela, y ahí reside una de mis críticas al gobierno, en los últimos años se ha estancado en su trasformación hacia un Estado socialista más independiente y soberano en todos los aspectos. Su economía sigue siendo capitalista en casi su totalidad, cuyos sectores estratégicos (salvo el petróleo) están en manos del capital privado y la oligarquía local, y eso acarrea unas consecuencias contra las que el gobierno bolivariano debe pelear a diario, con el consiguiente desgaste y las contradicciones que eso tiene internamente.

4. ¿Qué partidos políticos han secundado al gobierno en Venezuela?
En Venezuela existen decenas de partidos políticos tanto que apoyan al gobierno como a la oposición. Es necesario señalar esta obviedad porque desde algunos medios se lanza reiteradamente el mensaje de que en Venezuela se reprimen las libertades políticas.
Dicho esto, aunque su mayor apoyo en número de votos proviene del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), los diferentes gobiernos revolucionarios desde Chávez hasta hoy en día siempre han encontrado el apoyo de la mayoría de partidos y movimientos sociales de izquierdas, ya se definan éstos como socialistas, comunistas, progresistas... y que juntos formarían la coalición político-electoral conocida como el Gran Polo Patriótico. Pero más allá de las siglas o de la coyuntura electoral del momento, lo más destacable es que los diferentes gobiernos bolivarianos siempre encontraron, además de estas fuerzas anti-neoliberales y antimperialistas, el apoyo de los movimientos sociales, los campesinos, los obreros, los otrora excluidos... lo que Chávez llamó el Poder Popular.
militantes del PSUV
Esto no quiere decir que su apoyo sea incondicional o que no se produzcan debates estratégicos y discusiones entre estas fuerzas de izquierdas y estos sectores sociales (de hecho el Partido Comunista de Venezuela es muy crítico con el gobierno de Maduro), sino que todos ellos entienden que sólo desde la unidad se puede combatir a una derecha antidemocrática que pretende regresar por la fuerza al poder para imponer el viejo modelo del Consenso de Washington.

5. ¿La oposición en Venezuela es pacífica y moderada?
No, en absoluto, nunca lo fue. El gran "problema" de la oposición política en Venezuela desde la llegada de Hugo Chávez al poder, es que nunca aceptaron su derrota ni consideraron legítima la victoria del gobierno bolivariano. En todas y cada una de las elecciones que ganaba Chávez aparecían las denuncias de fraude vertidas por la oposición, sin presentar ninguna prueba de ello, llamando incluso  a los venezolanos a desconocer los resultados a pesar de que los observadores internacionales siempre avalaron el carácter democrático de las elecciones en Venezuela. Tras la victoria de Nicolás Maduro en abril de 2013, la oposición derechista encabezada en aquel momento por Leopoldo López, llamó a desconocer los resultados electorales y a salir a las calles hasta que el gobierno legítimo fuera expulsado del poder. Como resultado de esta acción golpista se produjeron 14 muertos (incluidos varios policías) y cientos de heridos. Por este motivo, y no otro, está López en la cárcel.



manifestación de rechazo a la oposición golpista de Venezuela

Partiendo de esta base argumental de la derecha golpista que no reconoce la legitimidad del gobierno, todas las acciones de la oposición se centraron siempre en tumbar al gobierno por la vía que fuera necesaria, incluida la violencia. Al no poder hacerlo a través de las urnas, lo intentan desestabilizar con acciones violentas en la calle y fuertes campañas mediáticas apoyadas desde el exterior. Esto quedó muy claro en el año 2002 cuando la derecha venezolana, con el apoyo de derecha neoliberal internacional, dio un golpe de Estado que el propio pueblo organizado detuvo al salir a la calle a apoyar a su presidente.
A esto hay que añadir que Venezuela sufre una "guerra económica" por parte de los poderes financieros internacionales y de la oligarquía empresarial venezolana, que están perfectamente coordinadas entre sí. 
Con lo cual la estrategia política de la oposición venezolana consiste en cumplir con esta agenda de desestabilización siguiendo las tácticas de "guerra no convencional" o "golpe suave" dirigido por el Departamento de Estado de EE.UU., y que ya han  sido descritas por muchos analistas y expertos en esta materia. La oposición no es ni democrática, ni pacífica.

6. ¿Es verdad que Maduro ha usado la Constitución para mantenerse en el poder?
Maduro está aplicando las leyes, dentro del orden constitucional vigente, para frenar a aquellos que pretender manipular la Constitución para derrocar al gobierno a través de un "golpe parlamentario". Pretenden repetir, aprovechando su mayoría parlamentaria, un guion similar al que vimos recientemente en Brasil, o antes en Honduras o en Paraguay. Pero el sistema venezolano es presidencialista, y esto quiere decir que en caso de conflicto entre instituciones quien tiene la última palabra es el presidente, y no la Asamblea. Y en cualquier caso, es el Tribunal Supremo quien debe  interpretar y hacer cumplir la Constitución. Pero todo esto no le importa lo más mínimo a una oposición de carácter golpista que sólo respeta las leyes cuando cree que le son favorables. Por ejemplo cuando gana elecciones en un país al que definen como una "dictadura".

7. ¿Maduro ha tirado a la oposición del parlamento?
En todo caso fue el Tribunal Supremo quien lo hizo, no Maduro personalmente. Además hay que recordar que unos días después se dio marcha atrás a la sentencia del Tribunal Supremo y finalmente la Asamblea Nacional sigue ejerciendo su función legislativa controlada por la oposición. Pero hay que explicar el contexto de esta polémica:
La Asamblea Nacional se encontraba en situación de “desacato” desde el mismo día en que se constituyó ilegalmente. La razón es que tres de sus diputados, elegidos por el Estado Amazonas en las elecciones de diciembre de 2015, estaban siendo investigados debido a un presunto fraude electoral en el que incurrieron cuando fueron elegidos. Todo lo que la Asamblea Nacional debía hacer para normalizar y legalizar la situación era impedir la juramentación de los tres diputados para repetir las elecciones en ese Estado, siguiendo las leyes y procedimientos constitucionales que existen al respecto, hasta que la investigación judicial sobre el fraude electoral finalizase. Así de sencillo.
Sin embargo los miembros de la oposición que dominan la Asamblea Nacional decidieron desobedecer todas y cada una de las sentencias y advertencias que le llegaban desde las instituciones judiciales del Estado desde hace más de un año (5 de enero de 2016). Y se saltaron las leyes de forma premeditada porque buscaban una confrontación directa con el gobierno y las instituciones del Estado. Es su forma de hacer “política”.
En ningún país europeo si hubiera permitido algo parecido a lo ocurrido en Venezuela: que una institución del Estado desobedeciera a otra institución superior incumpliendo además lo dictado en su propia Constitución.

8.¿Cuáles han sido las características más progresistas del gobierno Bolivariano?
En Venezuela lo más "progresista" que hizo el gobierno bolivariano fue recuperar su principal fuente de riqueza nacional (el petróleo) para poder aplicar un programa de desarrollo integral de la sociedad y del país. Esto era lo fundamental en un país donde la riqueza se exportaba a EE.UU. y a los bolsillos de la burguesía local mientras las clases populares venezolanas pasaban hambre.
Pero esto no sólo es aplicable a Venezuela, sino que en toda Latinoamérica y prácticamente en todo el mundo, cualquier gobierno que se defina como "de izquierdas" o "progresista" debe comenzar por recuperar la soberanía del país, en todos los planos, desde su soberanía monetaria, financiera, económica, política, energética, alimentaria, etc.


Sin dominar los recursos, sin romper con los oligopolios financieros y empresariales que dirigen realmente las economías nacionales e internacionales, cualquier gobierno se convierte en un títere sin capacidad de tomar decisiones estratégicas fundamentales. A partir de aquí, pueden aplicarse todas las demás políticas "progresistas" de inclusión social, reparto de la riqueza, participación democrática, etc.
Quizás el  gran error del gobierno bolivariano ha sido centrase sólo en el petróleo y no recuperar también el control de otros sectores estratégicos de la economía venezolana. Esto ha permitido a la burguesía local disponer de herramientas con las que atacar al gobierno, como el acaparamiento de productos básicos o la especulación de los precios.

9. ¿Actualmente en Venezuela puede existir la posibilidad de una intervención imperialista por parte de EE.UU y OTAN?
Ya existe una intervención imperialista en Venezuela por parte de EE.UU. y la OTAN, aunque por el momento no es una intervención militar directa. Todavía no estamos en esa fase. Pero ya existe una "guerra asimétrica" contra el gobierno de Venezuela que se ejecuta desde varios frentes: financiero, económico, diplomático, político, mediático, judicial... y finalmente el militar. Esto no es una especulación gratuita por mi parte. Existen documentos que se han hecho públicos que así lo demuestran, y son muchos los analistas independientes que vienen advirtiendo sobre la existencia de una campaña de desestabilización contra Venezuela orquestada desde Washington a través de su Comando Sur.
De hecho en marzo de 2015 el general John Kelly presentó ante el Comité de Servicios Armados del Senado estadounidense un plan para llevar la "democracia" a Venezuela. Ese plan se llama "Venezuela Freedom".
En una primera fase de este plan imperialista (dirigido por el general John Kelly) se trataba, principalmente, de golpear a la economía de Venezuela tratando de crear un descontento y una indignación popular contra el gobierno bolivariano a través de las sanciones económicas externas, el ataque de los "mercados financieros", el ataque a su moneda, la caída artificial de los precios del petróleo, el "acaparamiento" y "desabastecimiento" de productos básicos continuo provocado por la burguesía venezolana, la tensión política interna, el desconocimiento de las instituciones, etc.

Ahora, en un nuevo contexto regional más hostil y con la oposición controlando la Asamblea Nacional, estamos en una segunda fase de ese plan: el Venezuela Freedom 2, que en este caso fue redactado por el Servicio de Inteligencia Militar (DIA) y presentado por el almirante Kurt Tidd, actual jefe del Comando Sur que sustituye a John Kelly. Ahora lo importante, según sus planes, es denunciar que Venezuela es prácticamente un "Estado fallido" y sin control político donde es necesario una "intervención humanitaria". De hecho la Asamblea Nacional decidió en enero de este año desconocer al presidente Maduro, y aprobó su destitución alegando "abandono del cargo". Todas la piezas encajan.

Desde hace unos meses se nota con total nitidez que desde los medios de comunicación corporativos no sólo se denuncia la "falta de democracia" y de "libertades" en Venezuela, o la "represión del régimen", sino que a estos viejos mantras mediáticos se les añade también el factor "humanitario", tal y como está escrito en el guion imperialista. En estos momentos se está notando con total claridad cómo la ofensiva política y mediática contra el gobierno de Maduro pasa por denunciar la "crisis humanitaria" que vive el país.
El método no es nuevo, pero es muy eficaz: primero se ataca desde todos los frentes posibles a un país, y después, cuando ese país sufre las consecuencias de este ataque, se denuncian, se amplifican mediáticamente o incluso se inventan los efectos de ese ataque señalando al gobierno de turno como el único responsable de la crisis creada. Conclusión: Maduro tiene que irse.

10. ¿La oposición venezolana, cuales han sido sus contactos?
Los líderes opositores más conocidos mediáticamente, además de ser ricos como Leopoldo López o Henrique Capriles, son auténticos títeres de Washington. Su agenda está perfectamente coordinada y dirigida por el Departamento de Estado, como lo está también la del títere Luis Almagro desde la Organización de Estados Americanos (OEA).
Estos dirigentes de la extrema derecha venezolana viajan a Estados Unidos a menudo para despachar con altos funcionarios estadounidenses, o para reunirse con personajes como los congresistas Marco Rubio o Ileana Ros-Lehtinen, quienes ejercen una conocida labor de injerencia y manipulación contra Venezuela desde su posición en el Congreso de EE.UU. Es más, algunos de los manifestantes detenidos en el año 2014 a raíz de las protestas violentas conocidas como "La Salida" (una intentona golpista que se saldó con 14 muertos), dirigida por Leopoldo López, declararon en su momento a las autoridades venezolanas que habían recibido dinero procedente de estos dos congresistas, y que les fue entregado a través de Phil Laidlaw, a quien identificó como encargado de negocios de la embajada estadounidense en Venezuela. Esto fue denunciado públicamente por Nicolás Maduro que incluso mostró un vídeo con las pruebas.

Nicolas Maduro presidente de Venezuela

Además muchos cables desvelados por WikiLeaks han demostrado cómo Hillary Clinton, cuando era secretaria de Estado, buscó el apoyo de otros países regionales para tratar de derrocar al gobierno de Chávez. Otros cables referentes al año 2008 han dejado en evidencia el papel de la embajada de EE.UU. en Caracas a la hora de apoyar y coordinar la agenda de la oposición, así como su interés en que fuera Leopoldo López quien encabezara la oposición.
También es un secreto a voces que la oposición venezolana recibe "legalmente" millones de dólares de financiación procedentes de organismos estatales como la NED o la USAID estadounidenses a través de múltiples ONGs que operan en Venezuela como pantallas de los intereses de Washington. Precisamente la ambición por acaparar esos millones de dólares lleva a los dirigentes de la derecha a muchas disputas internas por ver quién encabeza la oposición, a luchas intestinas por el poder y el dinero que les debilitan políticamente. 
No debe extrañarnos, por tanto, que esta oposición golpista pida abiertamente una intervención militar en Venezuela por parte de sus patrocinadores. Recientemente hemos escuchado a un alcalde opositor denunciar - por supuesto sin aportar pruebas - que el "régimen" de Maduro tiene "armas químicas" y pretende utilizarlas contra los manifestantes que salen a la calle, llamando implícitamente a EE.UU.  a repetir en Venezuela su reciente bombardeo contra Siria. La "democracia" y los "Derechos Humanos" para ellos es sólo un eslogan.
Su agenda neoliberal es bien conocida: entregar los recursos del país a las grandes corporaciones estadounidenses en detrimento de las clases populares de sus propios países. Para saber lo que harían estos opositores golpistas si llegan al poder no hace falta ni siquiera tener memoria, sólo hay que observar lo que están haciendo en estos momentos sus homólogos en Argentina o Brasil tras su vuelta al neoliberalismo, y ver qué países están apoyando a estos gobiernos corruptos.    

11. ¿Que relaciones ha tenido Venezuela con Cuba?
Hugo Chávez siempre ha reconocido que tuvo en Fidel Castro a un referente, a un padre político. La revolución bolivariana está hermanada con la revolución cubana, aunque ambos modelos económicos son muy distintos. Pero sus vínculos no son sólo ideológicos o afectivos, sino que han creado unos lazos de cooperación estratégica real que no se basan en el mercantilismo sino en la complementariedad y en el beneficio mutuo.
Por ejemplo en el año 2.000 los dos presidentes Chávez y Fidel firmaron el llamado Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, que abarca sectores como la energía, la agricultura, la educación, la cultura, la salud, el deporte, la investigación, etc. En virtud de este convenio, por poner sólo un ejemplo, miles de venezolanos viajaron a Cuba a operarse o ser atendidos en Cuba, cuya calidad en materia de Salud en mundialmente reconocida. Cuba también envía miles de médicos a Venezuela para participar en la Misión Barrio Adentro, que presta atención sanitaria en aquellos pueblos o lugares más remotos o históricamente más abandonados. Por su parte Venezuela, entre otras cosas, exporta petróleo a Cuba en unas condiciones muy favorables para la isla. Como decía antes, sus acuerdos no son puramente mercantilistas o basados en el beneficio económico, sino que existe una cooperación real entre ambos. 

En el año 2015 Nicolás Maduro y Raúl Castro firmaron la ampliación de estos acuerdos para el periodo 2015-2030. Para Cuba el comercio de bienes con Venezuela representa aproximadamente un 40% del total del comercio de la isla. Estos datos reflejan hasta qué punto están implicados ambos países.
Pero además, en el plano político ambos países son fundadores del ALBA, la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, un proyecto político y económico de integración regional que nació en 2004 como un contrapeso al ALCA, el Área de Libre Comercio de las Américas, impulsado por EE.UU. Tanto a Cuba como ha Venezuela, así como a otros miembros destacados del ALBA como Nicaragua, Ecuador o Bolivia, les une también su lucha contra el imperialismo y a favor de la soberanía de sus pueblos. En buena parte, de su unidad frente al imperio depende su supervivencia.

12.¿Se están creando milicias populares en Venezuela a riesgo de una intervención?
Bueno, en realidad existen desde hace años, no es un fenómeno nuevo, aunque la situación actual obliga a estas milicias a reforzarse. Estas milicias populares son un instrumento de defensa cuya figura viene recogida en la Constitución venezolana. Sus miembros participan en ellas de forma voluntaria. Podríamos decir que las milicias bolivarianas son el brazo armado del Poder Popular. Las milicias van de la mano de las Comunas, ya que cada territorio comunal tiene su propio batallón local.
milicia bolivariana

Este fenómeno puede resultar extraño visto con los ojos de un ciudadano español o europeo, pero hay que entender el contexto venezolano. En Venezuela grupos de paramilitares o mercenarios, muchos de ellos procedentes de Colombia, atentan cotidianamente contra líderes políticos y sociales bolivarianos. La amenaza de una intervención extranjera, como señalé anteriormente, es una constante y una realidad en Venezuela. Las milicias son un refuerzo del ejército, fruto de esa naturaleza cívico-militar de la revolución bolivariana.

13.¿Como ves tú, personalmente, el envío de ayuda militar a Venezuela por parte China y Rusia?
Antes de responder a esta pregunta, pongamos en contexto algunas cosas:
Venezuela tiene las mayores reservas probadas de petróleo del mundo. Es un actor regional de primer orden en América Latina. Es un socio importante para Rusia y China, potencias cuya influencia en Latinoamérica y el Caribe es cada vez más importante. Venezuela está en el punto de mira de Washington para aplicar un "cambio de régimen" en cuanto le sea posible, un cambio que iría en perjuicio de los intereses legítimos de Rusia y China en la región. Estados Unidos tiene instaladas nada menos que 7 bases militares en Colombia, apuntando a Venezuela, obviamente.


En total son más de 80 bases militares estadounidenses instaladas en Latinoamérica. Rusia y China no tienen ninguna base militar en la región. Y todo esto, se produce en un contexto geopolítico mundial en el que EE.UU.-OTAN y China-Rusia mantienen un pulso geoestratégico por la hegemonía global, que tiene en Siria su epicentro más caliente hoy en día.

Vladimir Putin y Nicolas Maduro

En resumen, si yo fuera Vladimir Putin o Xi Jinping, también estaría en estos momentos enviando ayuda militar a Venezuela, sin lugar a dudas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario